YoPublico.cl
Autor: YoPublico.cl , 8 de junio de 2021

Carrera de Terapia Ocupacional UC realizó charla con chileno experto en biomecánica humana en prótesis 3D

Atención: esta noticia fue publicada hace más de 14 días
Compartir

• Jorge Zúñiga es doctor en fisiología biomecánica humana de la Universidad de Nebraska y creador la prótesis “Cyborg Beast”, reconocido entre los 5 mejores inventos del 2014. El experto compartió su mirada interdisciplinaria frente a un nuevo paradigma centrado en el estudio del cerebro, más allá de los dispositivos de última generación

 

Bajo el nombre “Prótesis 3D para la rehabilitación neuromuscular”, el pasado 27 de mayo, la carrera de Terapia Ocupacional UC desarrolló una charla a cargo de Jorge Zúñiga, prestigioso chileno radicado en Estados Unidos hace 20 años, doctor en fisiología biomecánica humana de la Universidad de Nebraska, Omaha, y creador de la prótesis de bajo costo Cyborg Beast.

Paula Torrico, directora de la carrera, destacó en la oportunidad que más allá de la amplia trayectoria, calidad profesional y humana del invitado, Jorge Zúñiga es autor y coautor de más de 90 artículos científicos en fisiología y biomecánica, y su brazo biónico fue destacado entre los 5 mejores inventos del 2014 según MSN.com, recibiendo financiamiento del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, de la NASA y del sector privado.  “Esperamos que este encuentro nos oriente a para enfrentar un nuevo paradigma en la disciplina de la rehabilitación, esta vez no centrada en el dispositivo, sino en el conocimiento de los procesos del cerebro y cómo los integramos en nuestra formación como profesionales. Es una invitación a atreverse a imaginar lo imposible, no solo a través de la educación, sino también de la innovación y la investigación”.

Jorge Zúñiga, nacido en la comuna de El Bosque en La Pintana, como creador de Cyborg Beast ha ayudado a más 120.000 niños a tener movilidad manual gracias a esta prótesis. Jorge trabaja en el Biomechanics Research Building de la Universidad de Nebraska, que atiene a personas de bajos recursos, dado que el valor de las prótesis es simplemente inaccesible para gran parte de la población.

Su centro de investigación despliega esfuerzos en diversas áreas de investigación. Con NASA –Nebraska Space Grant-  desarrolla materiales activos y reciclables, con propiedades antimicrobiales y gracias al apoyo de la empresa chilena Copper 3D desarrolla diversos dispositivos. Otro foco de investigación es el desarrollo de modelos anatómicos de planificación de cirugía, pero sin duda el foco de interés importante en terapia ocupacional es el desarrollo de prótesis en 3D para niños. Zúñiga explica: “Según Centers for Disease Control and Prevention (CDC) existen 1500 niños que nacen con alguna deformidad en el tren superior y creemos que es mucho más alta la cifra, ya que no incluyen a niños adoptados desde otros países. Una prótesis cuesta entre 7 y 30 mil dólares, solo como referencia. Muchos creen que los proyectos científicos parten de forma muy sofisticada y Cyborg Beast nació como un proyecto de verano que Jorge hizo con su hijo. Creamos un prototipo que seguía la morfología humana, inspirada en figuras de animatronics en 2012, y así creamos un dispositivo poco humano y con una apariencia más bien robótica. La mano tuvo un impacto global por su innovación. Esta es una generación de prótesis 3D: funcionales, rápidas de hacer y de bajo costo”.

Son brazos y manos mecánicas, no eléctricas; que se diseñan rápidamente incluso tomando medidas de forma remota, para luego crear digitalmente la prótesis. También hay otras prótesis que combinan funcionalidades mecánicas y otras eléctricas, incluso algunos casos combinados con cirugías de reinervación muscular, en caso de amputaciones como son algunas para reemplazo de hombro y brazo. Uno puede maximizar el impacto en la eficiencia y la calidad de vida del paciente combinando técnicas, tecnologías y dispositivos.

El experto señala que hasta ahora, los esfuerzos de diseñadores e ingenieros dedicados a la biomecánica, se centraron en crear prótesis livianas y cómodas, pero el problema es que el 58% de los usuarios rechazan el uso de estos dispositivos. En este sentido, precisa: “En casos de amputación, existen ventanas de intervención que no superan las 4 semanas, y es que el cerebro tiene una etapa de adaptación en la cual es capaz de acomodar ciertos procesos que le permiten incorporar de forma eficaz una prótesis. En Estados Unidos, veteranos de guerra reciben prótesis carísimas y un 62% no logra acostumbrarse a ellas”.

Zúñiga invita a los estudiantes y profesionales de la terapia ocupacional, la kinesiología y la neurología, a cambiar el foco de interés de sus investigaciones, contribuyendo con indicadores cuantitativos, además de cualitativos, que permitan medir el impacto de las órtesis y prótesis, y que involucren la planificación de intervenciones interdisciplinarias en tiempo récord. “Hoy sabemos que aquellos niños que nacen sin sus extremidades, tienen un cerebro que funciona distinto, que logra controlar el funcionamiento de ambos hemisferios, y eso nos ayudará a idear de una forma más asertiva.

Rodrigo Cubillos, profesor de la carrera Terapia Ocupacional UC, valoró la contribución de esta charla para el enriquecimiento formativo de diversas carreras que participan en la neurorehabilitación, como son terapia ocupacional, neurología, kinesiología y diseño, entre otros.

Revive esta charla en: https://bit.ly/2SLw0NA

Grupo DiarioSur, una plafaforma informativa de Global Channel SPA

Powered by Global Channel